Sobre mi

Actualmente soy un usuario de Archlinux, aunque para llegar a donde estoy he pasado por varios sistemas operativos. Todo empezó, hace ya mucho tiempo, cuando mi padre trajo a casa un ordenador con Windows 3.1 y empezó mi fascinación por los ordenadores.

Luego pasé a Windows 98, de ahí a Windows XP (hace no tantos años era un ferviente defensor de este sistema, y lo fuí desde sus comienzos), de paso había probado varios sistemas operativos – Windows 2000, Windows Me, Windows NT, Windows Longhorn (de cuando todavía se llamaba así), Knoppix 3 (si me acuerdo bien) – peró ninguno me maravilló, así que seguí con XP. Hasta que un día llegó un buen amigo mió (overcod3) y me convenció (eso le costó mucho, pues soy duro de coco) para que probara Ubuntu 8.04. Con la salida de Ubuntu 9.10 ya lo utilizaba como sistema base, claro que con los colores naranja sobre blanco que fueron los que me enamoraron de Ubuntu (de hecho todos mis ubuntus han tenido siempre esa configuración) y sólo tenía XP para los juegos.

¿Por qué la gente cambia de distribución?

En mi caso fueron las ganas de aprender. Otra vez intervino overcod3, me había hablado de ese “Super Ubuntu” llamado Linux Mint, así que decidí probarlo en LiveCD. Era el Linux Mint 9 y, como muchos sabrán, en esa versión los chicos de Linux Mint habían hecho un gran trabajo sacando muchos LiveCD’s con diferentes entornos gráficos. Me decidí por Fluxbox.

Con Fluxbox me pasó lo mismo que con Ubuntu, me encantó, era simple, consumía pocos recursos (para el ordenador viejo que tenía, de hecho uno de los hechos que me hicieron pasarme a Linux fué que podía hacer lo que mis amigos y más, pero con un ordenador viejo). Al tiempo me aburrí pues por aquel entonces ya había adquirido la costumbre de descargarme y probar cada distribución de la que oía hablar o leía y Linux Mint no me parecía suficiente.

Así que llegó el día en que cambié de distro otra vez. Las elecciones eran volver a Ubuntu o probar otra cosa. Ahora que me fijo la mayoría de mis elecciones vienen influidas por overcod3. De tanto hablar con él sobre Redhat, me decidí instalarme Fedora (que era, según mis conocimientos de entonces, un redhat con el software más nuevo). Probé KDE, pero no me convenció y volví a Gnome. Así que ahí estaba con Fedora 14 Gnome y sin Windows. Dejar Windows fué muy paulatino, aprendí a utilizar wine junto a la página wineHQ y sólo jugaba civilization 4, así que cuando instalé la versión Gnome de Fedora encima de la versión KDE formateé el disco duro entero y ¡adios Windows!

Fedora 14 deja de ser desarrollado a finales de 2011 y Fedora 15, que trae por defecto Gnome 3 no me gustó. Ni que decir de Ubuntu con Unity. Yo soy usuario de desktop y laptop, no de netbook, ¿me podéis decir cual es la utilidad de que se escondan los menus y las barras con pantallas grandes? Como desde hacía tiempo estaba interesado en profundizar mis conocimientos sobre Linux, en mi punto de mira estaban y todavía están LFS, Crux, Lunar Linux, Archlinux, Gentoo, NetBSD y OpenBSD como sistemas de uso diario. Me decidí por Archlinux.

Y aquí estoy escribiendo un blog desde mi ordenador con Archlinux. 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s